Skip to content
MARCA “S” Y LOS MODELOS DE CERTIFICACIÓN EN ARGENTINA.

UL Argentina cuenta con un equipo de ingenieros y consultores especializados en seguridad con un vasto conocimiento del sistema normativo argentino y de los requisitos de conformidad necesarios para que los productos puedan ingresar a este mercado.

La Secretaría de Comercio, la entidad central encargada de la seguridad técnica y científica en Argentina, exige que todos los productos eléctricos y electrónicos cuenten con una certificación de seguridad que indique su conformidad con las normas establecidas por la Resolución 169/18. En el caso de los artefactos eléctricos de uso doméstico, la Resolución 319/99 establece la aplicación obligatoria de etiquetas de eficiencia energética para todos los productos bajo su alcance. Junto con esto, se ha dictado la Resolución 896/99 con el fin de establecer estándares y garantizar la seguridad de los equipamientos de protección personal (EPP).

UL está acreditada por el Organismo Argentino de Acreditación (OAA) y reconocida por la Dirección Nacional de Comercio Interior (DNCI) para certificar todos los productos en conformidad con las normas del Instituto Argentino de Normalización y Certificación (IRAM) o la Comisión Electrotécnica Internacional (IEC) y para llevar a cabo la certificación de los productos afectados por las resoluciones vigentes para Seguridad Eléctrica, Eficiencia Energética y Equipamiento de Protección Personal.

UL de Argentina es responsable de la imparcialidad de sus actividades de certificación y a través del cumplimiento de las políticas de UL y de sus procedimientos internos, se asegura que ninguna presión comercial, financiera u otra comprometan su imparcialidad.

Además, proporcionamos a los fabricantes e importadores la autorización para utilizar la Marca “S” requerida por la DNCI junto con la Marca argentina UL-AR. En el caso de los productos que ya cuentan con certificaciones preexistentes, UL Argentina puede reconocer las certificaciones emitidas por UL (EEUU, Brasil, Canadá, Japón y Dinamarca) para convalidarlas al sistema de certificación local.